En el marco de la tercera ola y el crecimiento abrupto de contagios, el Consejo Federal de Salud aprobó este martes la eximición del aislamiento obligatorio a los contactos estrechos de casos positivos de coronavirus que tengan el esquema completo de vacunación, en especial el personal estratégico. Así lo informó la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.

En tanto, el ministro de Trabajo de la provincia de Santa Fe, Juan Manuel Pusineri, adelantó que serán tres las medidas que se podrían decidir considerando que la alta contagiosidad no impactó en la ocupación de las camas de terapia intensiva pero sí en el ausentismo laboral. Alrededor del 20% de los trabajadores de distintos rubros se vieron afectados y a eso se le suman “las licencias anuales de esta época del año”.

Pusineri declaró que se está trabajando en reducir la cantidad de días de aislamiento en sectores estratégicos como la salud y la seguridad para quienes sean contactos estrechos asintomáticos y tengan el esquema de vacunación completo.

“Vamos a proponer a intendentes posponer los eventos masivos porque estamos con un alto nivel de contagios en un contexto de normalidad”, aseguró el titular de la cartera laboral. Además, aclaró que se trata de eventos de más de 1.000 personas al aire al libre a los que calificó como “de un número muy incontrolable”.

“Es allí donde vamos a poner el foco. No con el plan de suspenderlos definitivamente sino pensar en una instancia de pensar en posponerlos, ya que esta tercera ola no sería de larga duración y en unos días los casos comenzarían a descender”, concluyó el ministro de Trabajo.

Para darle viabilidad a estas decisiones falta una reunión con los expertos que se lleva adelante por estas horas. El encuentro será encabezado por el gobernador Omar Perotti y la ministra de Salud Sonia Martorano. Participarán además otros miembros del gabinete, funcionarios y médicos asesores del gobierno provincial. 

En principio, la medida sería para amoldarse a las modificaciones en el esquema de aislamiento propuestas por Nación.

“La idea es desalentar los espectáculos masivos y eso requiere una autorización de la provincia. Ahora sanitariamente los desalentamos, por lo menos hasta que baje la curva”, sumó Pusineri en contacto con Rosarioplus.com.

Y agregó, en cuanto a las dificultades más recurrentes en esta etapa de la pandemia: “Hoy alcanza el 15% el ausentismo en las empresas. Por ejemplo en la EPE o Aguas Santafesinas, donde hay muchos contagiados y contactos estrechos hay dificultades para prestar los servicios. En este momento la principal afectación es en lo laboral, las camas están controladas y no hay una tensión sobre el sistema de internación y las terapias, no así en la atención primaria”, destacó el funcionario.