La muestra “Tiempo Compartido” ya se inauguró en el Centro Experimental del Color. La propuesta reúne los proyectos desarrollados por cuatro artistas visuales, en un programa que implementa por primera vez la Municipalidad, a partir de una convocatoria realizada a mediados de este año. Esta iniciativa buscó responder, en primer lugar, a una necesidad frecuente en el campo de las artes visuales, como es la de disponer de un espacio adecuado para la producción. El objetivo se llevó a otra escala al disponer no sólo de un lugar físico de trabajo sino también de un ámbito propicio para la exploración y el encuentro entre quienes resultaron seleccionados y el público, en talleres abiertos que se desarrollaron durante los tres meses. 

Ya se puede visitar la muestra “Tiempo Compartido”

En ese tiempo, Antonella Garbarino, Madali Pizarro, Mauge Suárez y Seba Operto contaron con un espacio propio en el CEC y con una asignación estímulo que colaboró en la realización de sus proyectos. También participaron de un ciclo de formación orientado a la producción, con Cintia Clara Romero; a la escritura, con Lucas Mercado; y a la circulación y comercialización de obras, con Yuyo Gardiol.

Un programa innovador

El saldo de esta primera experiencia “es muy positivo”, consideró Priscila Sandoval, subdirectora ejecutiva de Museos y Patrimonio Cultural, teniendo en cuenta que “Tiempo Compartido es una propuesta de la Municipalidad, que retoma el espíritu de las residencias artísticas desarrolladas en todo el país”. Su carácter innovador radica en la localización “en un espacio público donde habitualmente se realizan exposiciones, pero que con este Programa se transformó en un espacio de producción, de ensayo, de prueba y de error, de experimentación”, agregó. 

Además, considerando que en sus orígenes el CEC nace orientado a la pintura, valoró que desde hace tiempo, la sala se abre a otras expresiones de las artes y que en esa línea “la convocatoria no planteó límites en cuanto a la disciplina o el formato de la obra. Por el contrario, aspiraba a que los y las artistas pudieran tener un espacio y un tiempo para encontrarse con otros y con el propio proyecto, además de formadores que pudieran aportar miradas diversas y un acompañamiento específico”.

Otra característica que destacó Sandoval es que la muestra cuenta con un catálogo destinado a personas interesadas en adquirir las obras, en especial en estas fiestas de fin año. La decisión “es parte de la política que estamos desarrollando desde la Municipalidad en el ámbito de las artes visuales, a través de +Feria de Arte Contemporáneo por ejemplo, para fomentar la práctica artística como un ejercicio profesional remunerado que requiere plataformas de difusión y comercialización”.

Voces de una experiencia nueva

Para Mauge Suárez “Tiempo Compartido es una experiencia nueva ante un método de trabajo propio y singular”. Su objetivo fue “dibujar durante tres meses, para llenar 18 metros cuadrados de un espacio público. Una percepción nueva, dispersa y extendida”, relató.

Garbarino contó que se había postulado para “utilizar el espacio de taller y a través del apoyo económico, adquirir materiales para dibujar en un formato más grande que lo acostumbrado”. Su producción final se compone de cuatro dibujos y un texto del libro “La retirada, lloviendo, una octogésima parte del futuro”. La artista afirmó: “Me gusta pensar mis dibujos como talismanes, con cierto grado mágico y onírico inerte en ellos, que me acompañan, me protegen y por sobre todas las cosas, me entienden”.

Seba Operto trabajó para continuar y ampliar una serie de cerámicas que realizó en el año 2018. Partiendo de una revisión de su propio trabajo, cuenta que abordó “el dibujo al óleo pastel por medio de estudios y bocetos previos para así traducirlos finalmente a la arcilla. En sus investigaciones afloran materiales como el hierro, la cerámica, el óleo pastel y la madera que se pueden leer en esta serie “Cuerpos cargados”.

En los meses que duró la experiencia, Madali Pizarro “expandió las dimensiones de su obra y experimentó otras posibilidades que le brinda el barro local”. Como ella misma afirmó, “trabaja desde el dibujo hacia el relieve en la cerámica, representando escenas del norte de la ciudad y su gente”.

La muestra se podrá recorrer hasta el domingo 26 de febrero, de miércoles a domingos y feriados, de 17 a 20. Entre el jueves 15 y el 22 de diciembre abrirá en horarios especiales, de 17 a 23, para el público que se acerque a recorrer La Diseña.