El secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, y el presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, Martín Marinucci, recorrieron hoy la obra en construcción de la circunvalación ferroviaria en la ciudad, que evitará el paso de los trenes de carga  y mejorará la conectividad, garantizando mayor seguridad.

Con esta obra, que ya se encuentra avanzada en un 30 por ciento y que prevé que se generen 900 puestos de trabajo directos e indirectos, la cartera de transporte busca "disminuir los accidentes viales y, al mismo tiempo, beneficiar al ferrocarril Belgrano Cargas permitiendo aumentar su capacidad de carga, reducir los tiempos de viaje y los costos logísticos".

Se trata de 17 kilómetros de vías nuevas, más de 40 kilómetros de vías renovadas, un puente sobre el río Salado que va a permitir fortalecer los trenes de carga, trabajar junto a las economías regionales para transportar la producción del interior del país hacia los puertos, para el mercado interno o para exportación, destacaron a través de un comunicado.

En este sentido, la obra representa un gran impulso para las economías regionales del norte del país y un aumento en la productividad a nivel nacional, ya que los trenes podrán transportar mayor cantidad de mercancías, en menos tiempo y a un precio más económico hacia los puertos de exportación del Gran Rosario, precisaron.