Esta mañana, un oficial de la Policía de la provincia de Santa Fe fue detenido con 700 gramos de cocaína en su poder ("un pan, y un trozo", según fuentes judiciales), tras una serie de allanamientos en la capital provincial.

En realidad, el uniformado estaba siendo investigado por otros delitos, y ahora deberá enfrentar también una causa por narcotráfico.

Según pudo saber Santa Fe Plus, a mediados de año llegó un mail anónimo a la fiscalía de Walter Rodríguez, con una serie de denuncias sobre una supuesta organización narco, con una serie de integrantes a los que mencionaba con nombre y apellido.

Cuando se empezó a investigar la denuncia, quedaron al descubierto las inconsistencias de la misma, encuadradas dentro de una suerte de "interna policial". Las pesquisas cambiaron de rumbo y se empezó a tratar de dilucidar de dónde había salido la denuncia. Se detectó una IP y su propietario: un policía que había sido investigado en distintas causas por "falsa denuncia, desviaciones de investigaciones", según informaron fuentes vinculadas a la causa.

Fue en ese contexto que se decidieron los allanamientos. Uno en su domicilio, y otro en la Brigada de Drogas, donde el policía desempeñaba tareas hasta hoy. Pero al concretar los allanamientos, le secuestraron 700 gramos de cocaína, por lo que ahora también quedó en la mira de la justicia por narcotráfico.

Detienen a un policía de la Brigada de Drogas con 700 gramos de cocaína