El Ministerio de Seguridad, la Municipalidad de Santa Fe y representantes del club acordaron un operativo de seguridad que incluye 30 efectivos de la policía. Se llevará a cabo con un solo ingreso y la prohibición de la venta de anticipadas.

El club deportivo esta en condiciones de abrir nuevamente sus puertas a los tradicionales encuentros de los domingos luego del levantamiento de la suspensión. Este martes se llevó adelante la primera reunión donde se coordinó entre las partes el operativo de control.

Por otro lado, los vecinos mostraron su disconformidad por no ser invitados al encuentro y emitieron un petitorio de cara al regreso del baile en barrio Sargento Cabral.

"Desde el municipio tomamos una medida preventiva de clausura por los hechos de público conocimiento y anoticiamos al Ministerios de Seguridad en su área de espectáculos masivos. Hoy concretamos la primera reunión de coordinación de cara al evento del domingo", resaltó el Fernando Peverengo, secretario de Control municipal.

Un herido de bala a la salida de Villa Dora