Un nuevo homicidio se registró este lunes en la ciudad de Santa Fe. La víctima fue un joven de 18 años, quien recibió un disparo en la cabeza dentro de su domicilio ubicado sobre diagonal Obligado y Gimnasia y Esgrima, al noroeste de la capital provincial.

De acuerdo a los vecinos de la zona, el crimen fue ejecutado por un allegado a la víctima, quien al parecer se dirigió a su vivienda para reclamarle por una mordida de perro, tras lo cual le habría efectuado el disparo mortal.

Por el ataque, el joven fue derivado de urgencia al hospital Iturraspe, pero no pudo ser reanimado y falleció a causa de la herida de bala.

Es el homicidio número 56 del año en el Gran Santa Fe. 

Bajan los homicidios en la ciudad, pero no cambian los escenarios de los crímenes