Dos hombres, uno de ellos con libertad asistida tras ser condenado en 2017 a seis años y seis meses de cárcel, fueron procesados con prisión preventiva acusados del traslado de cerca de media tonelada de marihuana, que fue hallada en el interior de una camioneta accidentada y abandonada en Santa Fe, informaron hoy fuentes judiciales.

La medida fue dictada por el juez federal de Reconquista Aldo Alurralde, en línea con el requerimiento realizado por Roberto Salum, a cargo de la Fiscalía Federal de Reconquista, y Diego Iglesias, titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

De acuerdo a lo informado por el sitio institucional fiscales.gob.ar, el juez Alurralde los procesó con prisión preventiva como autores del delito de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas, y además les trabó un embargo de sus bienes hasta cubrir la suma de un millón de pesos cada uno.

Asimismo, ordenó informarle al Tribunal Oral Federal (TOF) 4 de San Martín el procesamiento de uno de los imputados, ya que registraba una condena de seis años y seis meses de prisión por el mismo delito, dictada en julio de 2017, y gozaba de libertad asistida desde septiembre de 2019.

La investigación comenzó el 2 de mayo pasado, cuando efectivos de la Subcomisaría Tercera de la localidad santafesina de Guadalupe Norte fueron alertados de un incidente vial de una camioneta Toyota Hilux en el kilómetro 820,500 de la ruta nacional 11, en cercanías del arroyo Tapialito, en jurisdicción de Las Garzas.

Al llegar, los uniformados hallaron la camioneta accidentada y sin ocupantes, y en cuyo interior había una gran cantidad de paquetes rectangulares de color amarillo que podrían contener droga, por lo que dieron aviso al Departamento Regional de Investigación Criminal sobre el Narcotráfico Región III.

Finalmente constataron que se trataba de 427 envoltorios de marihuana, con un peso total de 478 kilogramos y tres bidones de 20 litros con 12,82 kilogramos de cogollos.

Intervino la Fiscalía Federal de Reconquista, que tomó declaración a testigos y analizó las cámaras de seguridad ubicadas en la zona y la activación de las antenas de telefonía celular.

En ese marco, los investigadores lograron reconstruir el recorrido previo y posterior al accidente de la camioneta, identificar a los tres ocupantes y a un automóvil Toyota Corolla, que actuaba de apoyo y alertaba sobre posibles controles policiales.

Por este motivo se realizaron cinco allanamientos en la provincia de Formosa y uno en la ciudad santafesina de Rosario, que culminaron con la detención de dos de los tres sospechosos que se desplazaban en la Hilux.