Este sábado el ex ministro de Seguridad santafesino y actual asesor en el Ministerio de Seguridad Nacional, Marcelo Sain, se refirió a la investigación del juzgado federal de Campana que terminó con el secuestro de 1658 kilos de cocaína en Rosario.

En primer lugar, manifestó: “En el Ministerio se manejó con absoluto sigilo, la investigación se llevó a cabo desde Buenos Aires, con un juez federal que no es de Santa Fe y que estuvo muy comprometido. Eso dice mucho respecto de Santa Fe. Las últimas investigaciones más exitosas en materia criminal se hicieron fuera del ámbito de la provincia de Santa Fe”.

Tras la investigación que llevó meses por parte de la justicia federal, efectivos irrumpieron en un galpón de Génova al 2400, donde la organización investigada almacenaba un cargamento de cocaína en panes de a kilo, lo que luego sumó un total de 1.658 y que tendrían destino en Dubai por medio de la vía marítima.

En diálogo con el programa Vale Doble, emitido en Radio Universidad de Rosario, Saín explicó: “Lo que se está haciendo desde el Ministerio de Seguridad  de la Nación es reforzar el conjunto de investigaciones, no limitarse solo al requerimiento de la justicia federal y hacerlo con fiscales provinciales”.

Consultado sobre porqué las investigaciones más exitosas en términos de criminalidad se dan fuera del ámbito santafesino, el ex ministro dijo no saber cuáles son los motivos e hizo hincapié en la labor desde el Estado nacional.

Más adelante, profundizó sobre los niveles de violencia que atraviesan a la ciudad de Rosario y evaluó: “Todo lo que tenga que ver con la seguridad en la calle, es responsabilidad prioritaria de los Estados. Lo que tienen que hacer las provincias es atender sus propios asuntos en seguridad. Si no cuentan con policía adecuada para ellos, tendrán que llevar adelante procesos de reforma policial y de depuración”.

En ese sentido, agregó: “En Santa Fe el delito de la calle tiene una íntima relación con las estructuras estatales. La violencia narco y criminal de Rosario solo se explica porque enfrente hay un Estado que hace vista gorda o que participa del delito criminal”.

Respecto a lo sucedido durante su gestión al frente de la cartera de seguridad provincial, detalló: “Nuestra estrategia cuando fui ministro era ir contra ese conjunto de estructuras. Nos quedamos a mitad de camino. En el medio, el gobernador desistió de continuar con esa estrategia”.

Por último, se refirió a su intento de descargo ante la legislatura y reveló: “Él (Perotti) no quiso que vaya a la Legislatura, tuvo un viraje hacia otro lado y las últimas designaciones en el ministerio (de seguridad) muestra hacia qué lado fue”.

Este sábado el ex ministro de Seguridad santafesino y actual asesor en el Ministerio de Seguridad Nacional, Marcelo Sain, se refirió a la investigación del juzgado federal de Campana que terminó con el secuestro de 1658 kilos de cocaína en Rosario.

En primer lugar, manifestó: “En el Ministerio se manejó con absoluto sigilo, la investigación se llevó a cabo desde Buenos Aires, con un juez federal que no es de Santa Fe y que estuvo muy comprometido. Eso dice mucho respecto de Santa Fe. Las últimas investigaciones más exitosas en materia criminal se hicieron fuera del ámbito de la provincia de Santa Fe”.

Tras la investigación que llevó meses por parte de la justicia federal, efectivos irrumpieron en un galpón de Génova al 2400, donde la organización investigada almacenaba un cargamento de cocaína en panes de a kilo, lo que luego sumó un total de 1.658 y que tendrían destino en Dubai por medio de la vía marítima.

En diálogo con el programa Vale Doble, emitido en Radio Universidad de Rosario, Saín explicó: “Lo que se está haciendo desde el Ministerio de Seguridad  de la Nación es reforzar el conjunto de investigaciones, no limitarse solo al requerimiento de la justicia federal y hacerlo con fiscales provinciales”.

Consultado sobre porqué las investigaciones más exitosas en términos de criminalidad se dan fuera del ámbito santafesino, el ex ministro dijo no saber cuáles son los motivos e hizo hincapié en la labor desde el Estado nacional.

Más adelante, profundizó sobre los niveles de violencia que atraviesan a la ciudad de Rosario y evaluó: “Todo lo que tenga que ver con la seguridad en la calle, es responsabilidad prioritaria de los Estados. Lo que tienen que hacer las provincias es atender sus propios asuntos en seguridad. Si no cuentan con policía adecuada para ellos, tendrán que llevar adelante procesos de reforma policial y de depuración”.

En ese sentido, agregó: “En Santa Fe el delito de la calle tiene una íntima relación con las estructuras estatales. La violencia narco y criminal de Rosario solo se explica porque enfrente hay un Estado que hace vista gorda o que participa del delito criminal”.

Respecto a lo sucedido durante su gestión al frente de la cartera de seguridad provincial, detalló: “Nuestra estrategia cuando fui ministro era ir contra ese conjunto de estructuras. Nos quedamos a mitad de camino. En el medio, el gobernador desistió de continuar con esa estrategia”.

Por último, se refirió a su intento de descargo ante la legislatura y reveló: “Él (Perotti) no quiso que vaya a la Legislatura, tuvo un viraje hacia otro lado y las últimas designaciones en el ministerio (de seguridad) muestra hacia qué lado fue”.