Pablo Paillole, director de Federación Agraria Argentina y referente de la agrupación Chacareros Federados, que mantiene una disputa con los actuales dirigentes de la entidad,
se paró en la vereda de enfrente respecto del lockout patronal convocado por la Mesa de Enlace para este miércoles en todo el país. 

“No queda claro cuál es el reclamo. En principio fue por la falta de gasoil. Ahora el reclamo es más genérico, como es el caso de retenciones cero o que el Estado no intervenga en la regulación de los sectores agrarios. Nosotros estamos totalmente en contra de esto y de los argumentos por los cuales van al paro”, adujo en el aire de Sí 98.9 Paillole, que representa a pequeños productores.

El dirigente rural señaló que esta posición no es la que tiene la junta directiva de la organización que representa, que está alineada con los intereses de la Mesa de Enlace. Sin embargo, remarcó que la idea de la segmentación es fundamental para la mayoría de los productores. “Me gustaría aclarar que hay reclamos para hacer, pero no son los que hacen desde la Mesa de Ensalce”, agregó.

“Nosotros tenemos una mirada distinta. No podemos hablar de retenciones si no hablamos de segmentación de retenciones. No pueden pagar la misma retención un productor de 30 o 50 hectáreas que es un grupo económico que trabaja 50 mil hectáreas”, expresó. “Estamos de acuerdo con desacoplar los precios internos con lo internacionales y cuando se habla de retenciones al trigo hay que mirar a 4.000 productores que hacen el grueso de la producción (85%) de un total de 35.000 productores”.

En ese sentido, el dirigente aseguró que desde hace décadas se ve una fuerte concentración de la tierra en pocas manos, lo que lleva a la desaparición de los pequeños productores. “Lo que nosotros pedimos para parar esta sangría es que existan políticas públicas diferenciadas democratizando la producción con retenciones cero para el 35% de los productores que hacen el 15% del trigo y un aumento para los 4.000 que hacen el 85% con un claro fin de evitar la concentración”, sugirió.

“Desde el Gobierno hay una concepción de que cualquier medida que genere un conflicto puede perjudicar. Ven al campo como una fuente de ingresos y no como una política de crecimiento sustentable en el desarrollo territorial. Nosotros aprendimos de la 125, donde se usó a los pequeños productores para el beneficio de las minorías. No nos vamos a sumar a ningún acto que tengan connotación política como fueron los últimos”, remarcó el chacarero en el final.