Por Álvaro Arellano

Las casas de electrodomésticos trabajan a contrarreloj para mejorar los números de facturación antes de que termine el año. Pese al fervor del mundial, de lo que se proyecta para las fiestas o de la implementación del Ahora 30, el panorama pinta difícil. “Si empatamos las ventas del año pasado, destapamos champagne”, dijo un reconocido empresario local del rubro. Todavía resta diciembre, la época fuerte en venta de aire acondicionados, donde pueden hacer la diferencia.

El programa de consumo Ahora 30 fue lanzado hace algunas semanas por el ministro de Economía, Sergio Massa, pero por el momento no generó el impacto que se esperaba en Rosario. Hay un componente psicológico o de hábito en los consumidores, que prefieren cancelar una deuda en el menor tiempo posible, pero además se suman las dificultades económicas a la hora de recurrir a los límites en sus tarjetas.

Esta semana, desde la Cámara de la Mediana Empresa (Came) advirtieron que los montos a pagar por los productos incluidos en el plan, consumen todo el cupo de financiamiento que muchos usuarios tienen habilitado en sus tarjetas. Por ahora los bancos permanecen infranqueables ante la posibilidad de elevar los límites a aquellos clientes que no cuentan con el respaldo suficiente para hacerlo.

El Ahora 30, lanzado a fines de octubre, ofrece treinta cuotas fijas con un recargo del 48%, por debajo del que tienen Ahora 3,6,12,18 y 24 (63%) y muy por debajo del porcentaje de inflación acumulada, con lo cual, sigue siendo conveniente. La diferencia, es que no incluye a todas las categorías ni tampoco a todos los productos. El listado permite acceder a lavarropas, heladeras, aire acondicionado, televisores y celulares.

En diálogo con Rosarioplus.com, Hernán Calatayud, titular de la firma homónima y directivo de la Cámara de Comerciantes de Artefactos para el Hogar fue categórico tras pocas semanas de la implementación del programa y deslizó: “Sí ayudó promocionalmente para mover un poco el rubro, pero está pasando sin pena ni gloria”.

Para los comerciantes del rubro a nivel local todavía resulta más atractivo ofrecer 24 cuotas, ya que de esa manera el cliente puede elegir dentro de un abanico de productos y no solo de los que tiene hasta el momento el Ahora 30.

En ese sentido, Calatayud recurrió al trato que lo une a su clientela y evaluó: “La gente no quiere tantos meses para pagar un electrodoméstico, hay una cuestión psicológica, una preferencia por las doce cuotas para los electrodomésticos”.  

Pero también mencionó algunas cuestiones que tienen que ver con lo administrativo y que al parecer, tampoco colaboran con el pago en 30 cuotas. “Genera más molestias, no solo para el comercio sino también para el cliente. El procedimiento que se nos solicita es complejo, te piden mucha información que con los otros planes no tenemos”, explicó.

En el intento por aprovechar esta u otras promociones con crédito, la gente recurre a una o dos tarjetas. Según cuentan desde las Cámaras de electrodomésticos, los aumentos rondan el 7% mensual, algo similar o apenas por encima del nivel de inflación. Con lo cual, hoy en día, destinar los pesos a un producto de este tipo, resulta una especia de inversión.

Consultado por el volumen de ventas proyectado para este año y su evolución respecto a 2021, el titular de Calatayud señaló: “Si llegamos a empatar con el año pasado, destapamos champagne. Hay un componente muy importante que es la temporada de aires acondicionados, eso puede marcar la diferencia. Si el calor fuerte viene en diciembre, vamos a vender mucho y levantamos en anual, pero si cae en enero, este año no recuperamos”.

Por último, y teniendo en cuenta la fiebre mundialista, el empresario local reconoció un buen nivel de ventas en televisores aunque "lejos" en comparación a lo que se vendió en la previa a otros mundiales, e invitó a aprovechar de una variada oferta, algo que no sucede con otros artículos.